miércoles, 25 de marzo de 2009

SEGURIDAD Y JUSTICIA, Y PUNTO!

En Guatemala la justicia es ciega, pero porque no ve la desbordante violencia y criminalidad que hace insufrible la vida en nuestro país.
En lo político, el Presidente opta por vivir en el pasado, promulgando ideologías retrógradas, honrando él a personajes del pasado de su izquierda obsoleta, reuniéndose con la internacional socialista para discutir la perpetuación de ideas que una y otra vez han probado su fracaso, por ejemplo.
En cuanto a políticas públicas, opta por elevar a prioridad absoluta el programa de "corrupción" social liderado por su ama y señora (en un futuro artículo explicaré porqué lo he denominado de esta manera), habiéndose llegado al colmo que el Ministro de Gobernación se haya dado el lujo de devolver 275 Millones de Quetzales porque "no le iban a servir". Recursos estos que pudieron haberse empleado en adquirir un sistema computarizado de verificación de huellas balísticas, instalación de cámaras de vigilancia, sostenimiento de patrullajes más constantes, construcción de cárceles más seguras, entre otros.
Sin embargo, el gobierno, con la complicidad de los demás partidos igualmente irresponsables, toma medidas como la de impulsar la aprobación de la nueva Ley de Armas y Municiones como si con ello fuera a eliminarse la violencia. Como si antes de aniquilar a sus víctimas los mareros diligentemente se presentan al DECAM a registrar las armas con las cuales cometen sus fechorías.
Y mientras el gobierno impulsa su visión ideológica la población no puede pasar un día sin ser víctima de la violencia que está destruyendo a nuestra sociedad.
¡SEGURIDAD Y JUSTICIA! Qué otra razón de ser tiene el estado sino ésta como la primera, y para muchos la única.
Exijamos al gobierno que el aparato público se dedique sin contemplación a proteger la vida, la integridad física y la propiedad de las personas antes que a despilfarrar un solo centavo en programas inútiles, clientelares y populistas que solo corrompen a la sociedad.
Y si se va a decretar estado de excepción y se van a suspender las garantías constitucionales, que se haga en áreas muy bien focalizadas, que se incauten las armas, drogas y demás efectos ilícitos, y se encarcele sin piedad de los jueces “garantistas” a los sociópatas que tienen a nuestra sociedad de rodillas. Y que los “izquierdos” humanos se quiten del camino, porque lo que a los Guatemaltecos nos interesa son los Derechos de los ciudadanos honrados y respetuosos de la ley.

2 comentarios:

  1. Fernando Montúfar26 de marzo de 2009, 12:26

    estoy totalmente de acuerdo que la seguridad y la justicia son las funciones más importantes del gobierno y es muy importante enfocarse en estos aspectos más que en otros programas menos importantes. Por otro lado, quisiera saber por qué le llama a la serona Sandra de Colon, "ama y señora", aunque ya me lo inmagino. Fernando Montúfar

    ResponderEliminar
  2. Alejandro Baldizón26 de marzo de 2009, 15:36

    Aparte de ser una manera respetuosa de referirse a la esposa del Presidente, usted imagina bien.

    ResponderEliminar