jueves, 5 de noviembre de 2009

¿FUNERARIAS SOLIDARIAS?


En su programa radial, el Presidente Colom aseveró que los índices de violencia en el país están “estables” (el Periódico, 5/11/2009). Entiendo que lo que quiso decir el Presidente fue que el promedio de diecisiete muertes violentas por día no se ha incrementado. Quisiera recordarle al Presidente que estable también significa que dicha cifra aterradora tampoco ha disminuido. Diría también que cada día diecisiete familias guatemaltecas se suman a las que difícilmente encontrarán “estabilidad” por el resto de sus vidas. Y agregaría que las víctimas de la violencia y sus familiares probablemente se sentirán muy ofendidos cuando su tragedia personal sea reducida a una mera estadística.

Lo más irónico es cómo se ha manipulado esta tragedia nacional para fines eminentemente politiqueros. El chantaje siempre ha sido “si quieren seguridad y justicia, salud y educación, tendrán que pagar por ello”. Y de esta retorcida lógica la invariable conclusión que plantean es más deuda y más impuestos.

Es inconcebible, sin embargo, reducirle un solo centavo a los programas de Cohesión Social como para pensar en atender la imperiosa necesidad de seguridad que a gritos reclamamos los guatemaltecos. Recordemos que este gobierno se dio el lujo de transferirle casi Q300 millones a Cohesión Social del presupuesto del Ministerio de Gobernación donde “no se necesitaban”.

Más impuestos y más deuda, ni pensarlo. Las consecuencias económicas serán desastrosas. La única vía responsable es la de priorizar los recursos públicos con los que se cuenta.

Lo que queda en evidencia es que para este gobierno la única prioridad que existe es expandir a toda costa un programa que les otorga el manejo discrecional y sin fiscalización de miles de millones de quetzales, así sea la pérdida de vidas humanas producto de una violencia incontrolable el precio que la sociedad deba pagar.

Cabe preguntarse si la siguiente ramificación de los programas de Cohesión Social, dentro de este marco de violencia “estable” serán entonces las ¿funerarias solidarias?


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada